Apadrinamientos

“SOMOS UNA FAMILIA”
Es un programa de apadrinamiento de niños, ancianos y discapacitados físicos y psíquicos. Se hace una labor social en diversos barrios marginales, así como en zonas de campo en Santiago de Cuba y La Habana.

En esta labor van descubriendo necesidades básicas y se preocupan por darles lo que necesitan. El padrino colabora con 12 euros mensuales para apoyarles en su alimentación y aseo.

Si quieres más información ponte en contacto con nosotros  y anima a alguien que pueda apadrinar en Cuba.

¡Gracias!

¿En qué consiste la ayuda de apadrinamiento?
Cada padrino aporta una cantidad de 12 Euros mensuales para apoyar a su apadrinado. Con este dinero en Cuba, se compra aquellos alimentos de primera necesidad que no pueden adquirir por su condición económica.
Es por ello que no sólo el apadrinado se beneficia de esta ayuda, sino toda la familia con quien convive.
Además una vez al año, por Navidad, cada apadrinado le dice al voluntario que le acompaña qué otros artículos necesita, aparte de los alimentos y productos de aseo. De esta forma, se cubre otras necesidades: vestuario, calzado, sábanas, toallas, etc.

¿Puedo apoyar con una cantidad superior a 12 Euros?
Si el padrino quisiera aportar más cantidad, se distribuiría en otro nuevo apadrinamiento. Es decir, si uno quiere aportar 24 Euros, en vez de apoyar a un sólo caso de apadrinamiento, se le adjudicaría dos casos de apadrinamiento para que se distribuya más la ayuda.

¿Puedo elegir entre apadrinar a un niño/a, un anciano o un discapacitado?
SÍ, no hay ningún problema. En España es más común apadrinar a un niño, pero también vemos la necesidad de ayudar a otras poblaciones más necesitadas como son los ancianos y los discapacitados.

¿Hasta cuándo puedo apadrinar?
El apadrinado es acompañado por un voluntario en su situación, para que intente salir de ella, no creando situaciones de dependencia con la ayuda del padrino.
Es por ello que se revisan anualmente los casos por si hay mejoría en la situación o si se ha creado dependencia, se le dé de alta para dar paso a otras personas con mayor necesidad.
Si por cualquier motivo el padrino no puede continuar con esta ayuda, la Asociación cubrirá la ayuda al apadrinado hasta que aparezca otra persona que se haga cargo. Nunca dejará de recibir ayuda porque el padrino no pueda seguir apoyándole.

¿Qué información recibo en caso de que quiera apadrinar?
Una vez que la persona formalice su apadrinamiento, desde la coordinación del programa se le entrega un informe con los datos personales y la descripción de la situación familiar. Además se envía una fotografía del apadrinado.
Existe un compromiso por parte del apadrinado de enviar dos veces al año una pequeña carta contando su nueva situación.
Anualmente, reciben una lista de aquellos productos que se les ha entregado, con la firma del adulto que los percibe.

¿Puedo mandarle cartas o algún regalo?
Aunque en el informe que se manda al padrino aparece la dirección postal del apadrinado, se recomienda que la correspondencia se haga a través de la Dirección del Programa en Cuba o en España.
Si se le quisiera mandar algún regalo por su cumpleaños, Navidad, etc., se recomienda que sea un detalle sencillo que pueda compartir con otros niños, como material escolar, globos, juegos sencillos, etc. Se recomienda no enviar dinero en efectivo. Estos regalos, así como las cartas, se envían a través de viajeros que nos ayudan transportándolos.

¿Puede venir el apadrinado a España?
NO. La inexistencia de un vínculo legal entre padrino y apadrinado hace muy difícil el desplazamiento a países extranjeros. Pero sí, el padrino puede conocerle en persona si se desplaza a Cuba y así visitar al apadrinado, a su familia y el entorno donde vive.

Apadrinamientos