Titular noticias
El 15 de Mayo del año 2000 se fundó nuestra ONG de ayuda gracias al Hermano de La Salle Luis Franco, que animó a antiguos alumnos de la institución a crear una asociación a favor de las personas más vulnerables en Cuba.

Este sueño se ha hecho realidad plasmándose en proyectos en La Habana, Santiago de Cuba, Holguín, Camaguey y Sancti Spiritus.

Nuestro principal agradecimiento es a los voluntarios cubanos, que a pesar de las dificultades del  país, son capaces de acompañar a familias (niños, ancianos , discapacitados) para que sean autónomos.

El programa con mayor repercusión social es el de “viajeros solidarios”, por el que se han podido transportar varias decenas de toneladas con ayuda humanitaria (medicinas, material de aseo, escolar, sabanas, toallas, ropa, calzado, libros infantiles  y juveniles).

Gracias a todos los viajeros solidarios que han hecho un hueco en sus maletas para llevar ayuda, algunos de ellos han comprado y pagado de su bolsillo estas donaciones tan necesarias en Cuba.

Gracias a los padrinos y madrinas, que en estos 20 años han ayudado  a cientos de familias, que gracias a la ayuda mensual pueden llevar una vida más digna.

Gracias a todas las personas, que han apoyado nuestras actividades benéficas para poder apoyar a programas anuales para atender a las personas más necesitadas.

Nos encantaría dejar de existir como asociación, pero lamentablemente, la situación del país está empeorando cada día más, haciendo que las personas sean cada vez más pobres.

Por eso, os pedimos que sigáis apoyándonos en nuestra labor, ya que sin vosotros, no sería posible que nuestra ONG pueda ayudar a los que más lo necesitan.


¡¡  MUCHAS GRACIAS  a tod@s por vuestro apoyo!!
 
Síguenos en Facebook, Youtube,Twiter  y  Stigram
 
 

 



Compartimos extracto de la publicación en el BOE de ayer, del Real Decreto-ley 17/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueban medidas de apoyo al sector cultural y de carácter tributario para hacer frente al impacto económico y social del COVID-2019. BOE núm. 126 de 6 de mayo.
En esta norma, a través de la Disposición Final Segunda se modifica la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.
Así, con efectos desde el 1 de enero de 2020, se modifica el apartado 1 del artículo 19 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, que queda redactado de la siguiente manera:
Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra el resultado de aplicar a la base de la deducción correspondiente al conjunto de donativos, donaciones y aportaciones con derecho a deducción, determinada según lo dispuesto en el artículo 18 de esta Ley, la siguiente escala:
BASE DEDUCCIÓN IMPORTE  PORCENTAJE DE DEDUCCIÓN
Hasta 150 euros                           80%
A partir de 150 euros                  35%
 
Igualmente, si en los dos períodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran realizado donativos, donaciones o aportaciones con derecho a deducción en favor de una misma entidad por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior, el porcentaje de deducción aplicable a la base de la deducción en favor de esa misma entidad que exceda de 150 euros, será el 40 por ciento.
De tal manera,
-        Los primeros 150 euros de donación pasa a tener una deducción de un 80%, frente al 75% anterior.
-        El resto de la donación, a partir de 150 euros, tendrá una deducción del 35%, frente al 30% anterior.
-     Por reiteración en la donación en los dos períodos impositivos anteriores a la misma entidad, por importe igual o superior, que exceda de 150 euros, pasa a tener una deducción del 40%, frente al 35% anterior.

En definitiva, se elevan un 5% los porcentajes de deducción establecidos hasta ahora.
Esperamos que este cambio normativo favorecedor en las deducciones fiscales en favor de tu entidad, suponga un incremento en las donaciones, en estos momentos de 
necesidad para las personas en situaciones más vulnerables.
Un cordial saludo


 

El 7 de enero comenzaron las sesiones de TAI-CHÍ con 4 personas, en las que participan voluntarios, gente que viene a desayunar y otras personas del barrio, de la parroquia o conocidas de los asistentes. Hoy son de 15 a 20 según días los participantes.  Se imparte dos días a la semana. Ese día no falta nadie. El profesor lo hace muy bien, es un profesor de Cultura Física y el único preparada en Tai-Chí en Sancti Spiritus. Todo quedó parado a mediados de marzo por las medidas de confinamiento por el COVID 19.
El proyecto del LAVATÍN y junto a él la Higiene personal ha crecido: empezó con el lavado semanal de la ropa de tres personas fijas y el de una familia de tres miembros mayores y con dificultades. Puntualmente se ha lavado e invitado a ducharse a personas que han pasado de paso y llegaban realmente sucias. En este momento se han sumado a ese lavado seis personas que viven en la calle. Con ellas se sigue un proceso para que su situación no se quede estancada: facilitar higiene, buscar trabajo, contactar con familiares si los tienen, servicios sociales, etc… 
En enero nos pusimos a arreglar el ROPERO, pues al tener la lavadora facilitó el lavado de toda la ropa de éste. Una persona de las que vive en la calle y viene a desayunar ofreció su tiempo para arreglar los zapatos que donaban no siempre en buenas condiciones. Compramos el material necesario y ha ido cosiendo, pegando y limpiando los zapatos que estaban para dar Hemos conseguido arreglar dos máquinas de coser y ya son dos las voluntarias las que vienen, de momento, a arreglar la ropa del ropero y la de las personas que la traen a lavar, pues es ropa muy viejecita.
LA DUCHA tuvo ya el agua caliente en Diciembre y está posibilitando el aseo personal, casi diario, de los que viven en la calle. Para algunos que no viven en la calle y no van limpios es difícil convencerles, pero ya hay alguno que va aceptando. Pueden afeitarse y pelarse. Hay dos servicios de pelado, uno para hombres y otro para mujeres en días diferentes y ofrecido por personas distintas. Todo ello ha animado y ha hecho ambiente y relación entre todos los que allí estamos. Son momentos de encontrarse a gusto.
A mediados de Marzo y ante la situación del COVID-19 empezamos a ofrecer llevar el desayuno a sus casas sugiriéndoles que no viniesen a recogerlo. En este momento los lunes y los jueves estamos llevando el desayuno a la mayoría (32 personas), otros (18 personas) vienen a recogerlo a la puerta de la casa de Pastoral Social y los que viven en la calle (5 personas) entran (no más de dos juntos) lo toman y salen, con todas las precauciones y medidas posibles.
 
LA FARMACIA ha tenido mucha actividad en la entrega de medicamentos, que ha sido mucha, gracias a las donaciones que han ido llegando. Se añadió un día más de atención al público. Ahora son cuatro días semanales los que se abre durante dos horas.  En estos momentos las existencias son pocas: antibióticos apenas quedan, bolsas de colostomía nada, vitaminas cero…
Durante todo el mes de abril, no se ha abierto la farmacia en los horarios que tenía pero, seguimos atendiendo a cualquiera que llega a la casa de Pastoral Social o me llama por teléfono.
 


En los últimos meses del cuatrimestre (marzo-abril) ha sido difícil conseguir algunos productos, debido a las restricciones de venta de los mismos. De igual forma ha habido un incremento del costo de otros productos.
 
Para hacer llegar los productos a los beneficiarios de los proyectos ha habido que destinar más presupuesto que el habitual a la transportación. Esto se debe a la crisis que, al igual que el resto del mundo, estamos atravesando por las afectaciones del COVID 19 que han tenido repercusiones en varias esferas sociales. Por esta razón hemos agilizado la entrega de los productos en cada uno de los proyectos, previendo la dificultad que supondría la movilidad hacia algunos lugares distantes de la provincia.
Juan , Jarol y algunos de los jóvenes que participan en la pastoral lasallista continuaron colaborando en la elaboración  de las dispensas y en su distribución  en los poblados de Boniato, Guamá y Abel Santamaría .
 
En los dos primeros meses del cuatrimestre se aumentó la cantidad de algunos productos (café, coditos, calditos). Este incremento proviene de la cifra faltante  del cuatrimestre anterior y que fue depositada en este cuatrimestre. Sin embargo, en los dos últimos meses del cuatrimestre algunos productos no se pudieron adquirir, debido a restricciones en la venta de los mismos. De igual manera, hubo un incremento en el costo del transporte y de los productos.
 
Debido a la crisis provocada por el COVID 19 hemos realizado las siguientes adaptaciones a los servicios de la ONG:
 
Se ha agilizado la entrega de los productos correspondientes a los programas “Somos una Familia” y “Ancianos y Postrados”. Esto conllevó a aumentar el costo de la transportación de los mismos, debido a que se hicieron más viajes.
 
El proyecto de “Desayuno a ancianos y postrados” requirió la compra de artículos de higiene y prevención para evitar contagios. Los ancianos ya no desayunan en el local destinado para este servicio sino que cada uno trae recipientes en los cuales recoger el desayuno y se lo lleva a su casa para consumirlo ahí.