Oportunidades sin fronteras

“OPORTUNIDADES SIN FRONTERAS”, es una propuesta de proyecto que presentamos, en aras de lograr la inserción social de un grupo de ex –reclusos a la sociedad, en las afueras de la provincia de Ciego de Ávila, brindándole oportunidades de trabajo a estos y a miembros de sus familias, que son atendidas por la Pastoral Penitenciaria.
 Así mismo, las familias de los que permanecen en prisión no encuentran como subsistir y caen en algún delito que lleva a un nuevo miembro de esa familia a prisión empeorando la situación. Pretendemos que todos los ubicados en estos puestos de trabajo acojan a los que van cumpliendo sus condenas y sean capaces de capacitarse unos a otros, además de recibir capacitación, e ir vinculando a las familias, con especial interés preventivo a los niños , adolescentes y jóvenes .
 Nuestro proyecto también incluye a las mujeres salidas de prisión y a sus hijos e hijas. Tenemos como meta. crear fuentes de empleo, mediante la creación de talleres multioficios o pequeños puestos de trabajo de construcción, talleres de velas y de costura , reparación de zapatos y ropas, crianzas de animales de corral como pueden ser conejos, aves ponedoras, ovejas entre otros animales que conforman el ganado menor
 
Nuestra Pastoral Penitenciaria  propone este plan basando en la evaluación de las necesidades de los ex –reclusos y sus familiares, pues estos al ser puestos en libertad no encuentran perspectivas de trabajo y de acogida por parte de la comunidad y la sociedad, pues muy pocas veces se les ofrece un trabajo digno, a veces siendo profesionales, por su condición de haber estado en prisión es una limitante, por otro lado la familia se vuelve en vez de un apoyo, un problema al no ver cumplidas las expectativas y no poder mantenerse y mantener la familia que hasta ese momento lo había ayudado en prisión, por eso mi programa es un tanto para los ex –reclusos como para la familia.

  • Ubicar a los ex –reclusos sin vínculos laborables en talleres creados con este fin para reinsertarlos a la familia, la comunidad y la sociedad, así como lograr que la familia se vea involucrada en estas actividades (esposa, hijos adolescentes).
  • Preparar cursos de capacitación a los trabajadores (ex –reclusos – familia).
  • Animar a la familia a llevar un mensaje de esperanza a los reclusos por salir y aún a los que tardan, explicándole que hay un programa en el que ellos están recibiendo ingresos para poder subsistir y ayudarlos a ellos y a la vez ellos al ser puestos en libertad   van a ser insertados y así se verán motivados a adquirir más preparación.
  • Tratar de mejorar las ganancias financieras de los trabajadores insertados en este programa para que no se sientan desanimados.
  • Agentes jóvenes que apoyen a los ya cuentan con mayor cantidad de tiempo en esta Pastoral y así ayuden en la catequesis de los niños y adolescentes y en el catecumenado de la familia.
  • Más ayuda a las personas de tercera edad, madres, esposas que el ex – recluso, tenga que apoyar y que hasta su libertad se preocupaban por él y necesitan apoyo psicológico.

Dedicar un día al mes posiblemente los días 24 donde se pueda para tener una celebración de acción de gracias por el programa.